Despedirse del  jardín de niños será ¿ el principio del fin?

Bendita Madre · Martes, 20 de junio de 2017

Todo fin comienza con un principio.  

Si todo final es un constante inicio entonces podemos comprender que las despedidas son infinitas, los ciclos son constantes, continuos. Las decisiones son el principio del fin o ¿del inicio?, es decir nada termina en realidad; nosotros nos hemos hecho una idea irreal de “esto se terminó, es el final, y punto final” (pareja, ciclos, relaciones,etc).

Algunas veces continuar duele, por eso hemos decidido poner puntos finales en sentimientos que aún quedan por expandirse, por continuar, evolucionar; pero en cuanto sentimos que llega una despedida quisiéramos adelantarla y sentirnos como en un inicio nuevamente.

Entonces con estos días por delante las despedidas son inminentes, en mi caso , mi hija termina jardín de niños.

De alguna manera yo me despido junto con ella de este jardín infantil que la vio crecer, Todo Niños, la cogió en brazos cuando los primeros días ella lloraba y yo sonreía por temor a que me viera triste. Así estos días muchas mamás estamos diciendo adiós, a alguna etapa, y para poder mirar lo mucho que han crecido es necesario decir adiós haciendo espacio al tiempo para que haga lo suyo.

Despídete siempre, mas no por siempre. Porque todo fin comienza con un recuerdo; así podras sentirte libre de recordar a lo que hoy te duele decir adiós. Y ya no estoy hablando solo del jardín de niños. Se libre de despedirte, de recordar y evidentemente de vivir.

De esta manera si nosotras estamos accesibles a las despedidas, los inicios surgen por si solos y nos entregamos en el inter a una ola emocional que ¡dios guarde la hora!. Si logras surfear la ola sabrás que cada vez que decimos adiós, es nuestro tesoro más grande, uno de los retos más llenos de valentía que además  siempre sales  ganando algo que se llama madurez.

Así infinitamente nuestros niños siguen creciendo, aprendiendo, amando, aceptando. Entonces todo ha valido la pena, todo esfuerzo la merece, todo triunfo vibra estos días de junio 2017.

Despídete, siempre despídete. Cuando solo dices adiós… podrás mirar lo mucho que han aprendido, te asombrará lo que han crecido, despedirás también tu recuerdo de verle pequeñito, comprenderás cuanto has confiado en ti misma al elegir el colegio, te

replantearas quien eres, te alegrara saber cuanto has aprendido y seguramente descubriras que ya no eres la misma de hace un año y permitirás una educación infinita para tu hijo. Y cuando sientas que duele tanto despedirse sabrás que es el camino correcto porque sin saberlo te sentirás rescatada por un salvavidas lleno de paz y alegría: el agradecimiento.

“Querido Todo Niños hoy me tengo que despedir de ti de mis profesoras y amigos y de todos los momentos que aquí viví. Han pasado varios años y solo te puedo agradecer que me enseñaras y ayudaras a crecer; estoy muy orgulloso de poder decir que los primeros años de mi vida los pase aquí muy feliz, hasta siempre todo niños nunca, nunca voy a olvidar que en esos muros llenos de amor tú me enseñaste a volar. “

Adiós jardín de niños, gracias por ser el inicio de este ciclo escolar. Gracias a un amor mas grande que me ha permitido mirarles dejar el jardín de niños.

¡Mamá comparte tus comentarios, ideas o experiencias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.