cómo hacer una mudanza sin perder la brújula interna.

Bendita Madre · Miércoles, 14 de junio de 2017

 

A mí que no me muevan nada de mi vida porque difícilmente sé que hacer ante tal reto de transformación.

Por qué, quien ha sido gran parte de la vida control freak como yo, corta con tijeras el poder creativo, ese que nos enciende a mutar y adaptarnos a lo nuevo.

Y no es ninguna novedad que ningún día es igual a otro, el tiempo pasa y solo tú decides si simplemente le dejas pasar o conscientemente te unes a que ocurra una transformación que se tomará su tiempo.

¡Ay! pero si la noticia es que vuelvo a México a vivir el próximo mes de julio. De ahí que comenzara a mirar el tiempo de frente y sentir lo que hoy siento, así que has escuchado cuando la gente te dice: “suéltate”; pues yo me agarro más fuerte hasta con los dientes, por eso prefiero decirme: “tu flojita y cooperando”. Porque requiere soltarse conscientemente, requiere que pongas de tu parte  y de paso te ríes un poco.

Así son los giros del destino no preguntan, no avisan, solo llegan; más la sensación de que se te haya movido el piso por completo esa justo hay que atender, y a la que tienes que cooperar contigo.

Entonces si no te estas mudando , no importa porque las preguntas son las mismas. Cuantas oportunidades no tomamos por el miedo a que el cambio sea drástico  por no decir hacerlo dramático y creer no poder resistirlo, cuantas decisiones cooperamos o nos resistimos a que se conviertan en oportunidades.

Así que ninguna adaptación se puede acelerar y forzar, lo que sí se puede es atender y reconstruirnos internamente,  a lo que hemos estado agarrándonos hasta con los dientes hoy en día ya no sirve, de eso se trata transformarnos.

Por eso cuando te dicen “suéltate”, el reto no es soltarse en sí, el reto es resistir (el jaloneo mental) a lo que estabas acostumbrada desde el control y pasar de ahí a la cooperación, a mirar oportunidades en las decisiones. Esa es la mudanza real que hacemos, ese es el famoso cambio interno.

La mudanza es el reto de permanecer consciente y como diría mi profesora de Yoga Kundalini Kaline, mira el reto y el dialogo de tu mente, porque un día cuando despiertes te darás cuenta que tu mente te ha contado muchos cuentos. Al mismo tiempo entregarte como diría mi Terapeuta de Shiatsu Mar Marcos la coraza hoy ya no sirve.Y como diría el grupo de mujeres de Cristina Cerezo, ¡bienvenida a la vida mujer!

 

 

Y TODO INICIA CON UN GRACIAS…(continuará)

¡Mamá comparte tus comentarios, ideas o experiencias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.