Más que solo querer, respetar, honrar, amar y disfrutar, a mi mama…Eso y mucho más; hasta el día de hoy, me inspira y renueva para ser mamá.

Nada te prepara ,mucho menos para ser madre; ni los libros, ni la psicología … más solo saber que mamá es una gran Bendita Madre.

Solo mirándome como su hija, logre comprenderme como madre de mis propios hijos.

Rehabilitando el pasado para habitar el futuro.
Habitando el pasado para habilitar el presente y construir el futuro.
De aquí siguió este espacio, desde el alma, para escribir.

Bendita Madre es la suma de todas las gotas de la tormenta, que cuando tocaron la tierra con el viento, estallaron en millones de gotas más e hicieron un surco en la tierra; para que estemos tú y yo aquí ,siendo una lluvia más que con el mismo impulso tuvimos más gotitas.

Bendita madre es la suma la inclusión de todas las mamás que permitieron que mi vida y la tuya surgiera.

Bendita madre es la fuerza del padre y la fortaleza de la mujer haciéndose madre.

Es unir la tierra con el cielo.

Es unir y reconectar. Contigo misma.